Curas Feng Shui con Carillones o llamadores de ángeles, elemento metal.

Hoy comparto el uso de los carrillones.


Para contrarrestar las vibraciones negativas 
(las provenientes de la gran ciudad por ejemplo), podemos ubicar carillones como curación Feng shui 
Los carillones pueden ser de metal, bambú, cerámica o cristal y sus varillas deben ser huecas para que el chi ingrese. si con de metal la cantidad de varillas deben ser 6 o 7. 
Si son de madera 3 unidades (4 no se recomiendan porque representa la desgracia)

Si son de otro material puede ser cualquier numero de unidades. 

En ellos está representada la fuerza del sonido, y con sus vibraciones se genera energía positiva.

 Pueden ser colgados en la ventana, haciendo de frontera, entre el exterior y el interior, por lo tanto, las vibraciones que aporta el carillón, nos transmiten los sonidos del viento, que elevan nuestro chi y nos protegen de las energías negativas que pueden venir del exterior.
 
También se pueden colocar en el hall de entrada, elevando la energía y evitando que al ingresar se estanque.


Publicar un comentario en la entrada

Visitas